Día del Trabajador

   

El Día Internacional de los Trabajadores es una conmemoración creada por el movimiento obrero que se evoca en todas partes del mundo. Este feriado, también conocido como Primero de Mayo, generalmente es utilizado para movimientos y reivindicaciones sociales relacionadas con el ámbito laboral.

El feriado del 1° de mayo en Argentina
Desde finales del siglo 19 se conmemora en nuestro país, siendo el primer acto en el año 1890 en el Prado Español de Buenos Aires.

Décadas más tarde tomo especial impulso durante el gobierno de Juan Domingo Perón convirtiéndose en una celebración multitudinaria a lo largo de todo el país siendo un día emblemático. Las más recordadas celebraciones del Día del Trabajadorcorresponden a las convocatorias de obreros a la Plaza de Mayo para escuchar los discursos de Perón.

Si vemos el calendario, para este año la conmemoración cae el próximo viernes 1° de mayo de 2015.

La historia del Día del Trabajador

Fue creada por el Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional que se celebró en 1889 en París, congreso enfocado a la reivindicación de los derechos del trabajador así como a modo de homenaje a los Mártires de Chicago, una serie de sindicalistas de creencias anarquistas que fueron ejecutados debido a su participación en las jornadas para luchar por el establecimiento de una jornada laboral que no superase las 8 horas diarias.

No obstante, en la actualidad tiene un calado de reivindicación y lucha, pero no de enfrentamiento como fue en sus inicios.

Los hechos reales que llevaron a esta festividad fueron los sucesos acaecidos durante la Revolución Industrial en EEUU, momento en el que se empezaron a producir movimientos que exigían una jornada máxima de ocho horas: Ocho horas para dormir, ocho horas para trabajar y ocho horas para estar en casa. En aquél instante existía una ley que impedía las jornadas laborales superiores a las 18 horas por día salvo en casos de necesidad. En caso de superar este tiempo, la multa que había que pagar al trabajador era de $ 25, una multa alta considerando que se trataba de inicios del siglo XIX.

De entre los sindicatos del momento, los trabajadores se encontraban afiliados a la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo, aunque lo cierto es que la American Federation of Labor, sindicato socialista (o anarquista) estaba tomando un mayor calado.

El intento de implantar el máximo de 8 horas de trabajo al día iba a permitir contratar a muchos más trabajadores, por lo que el paro descendería drásticamente.

Chicago fue una de las ciudades en las que estas huelgas calaron más debido a que era la ciudad con las peores condiciones laborales. Fue aquí cuando el 1 de mayo de 1886 comenzó una huelga que duraría varios días. El segundo día, la policía disolvió violentamente la manifestación, pero fue el tercer día cuando los disturbios empezaron a generalizarse a raíz de una batalla campal entre los rompehuelgas y los scabs, a lo que la policía respondió disparando a quemarropa a los implicados, matando a 6 personas.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>